Interiores de hoteles en el hogar

Reinvente su entorno inspirándose en uno de estos icónicos espacios globales.
Diseño basado en el destino

Elija entre estas ingeniosas ideas de decoración, seleccionadas de nuestros hoteles de todo el mundo, para transformar su hogar y convertirlo en un espacio inspirado en un destino lejano con mucho estilo. Desde soluciones de jardinería con aires de la Provenza hasta accesorios de cocina que rinden homenaje a la historia de los viajes marítimos, estas elegantes sugerencias permiten crear experiencias verdaderamente transformadoras.

Sugerencias locales

Ambientes tailandeses

Raya Heritage – Chiang Mai, Tailandia

Despierte su creatividad a traves de este refugio rodeado de naturaleza, con espaciosas galerías, techos altos, azulejos de terracota y pantallas de papel de morera, y convierta a su hogar en un santuario tropical. El majestuoso hotel de tres pisos, donde las suites están decoradas en delicados tonos de blancos y cremas, se inspira en el arte del antiguo reino de Lanna, que alguna vez dominó gran parte de la región norte de Tailandia. La diseñadora Vichada Sitakalin, cuya serena visión es el genio detrás de la decoración del resort, se sintió atraída por el compromiso de la cultura del norte de Tailandia de vivir en sincronía con la naturaleza, y seleccionó artefactos y accesorios únicos creados por artesanos locales para lograr esa armonía exclusiva. “En el pasado, el concepto de ‘orgánico’ no era algo novedoso, era una forma de vida”, comenta Sitakalin. “La sostenibilidad es algo muy importante para mí”.

SUGERENCIA DE DISEÑO: Para sentir la esencia del río Ping en su hogar, Sitakalin recomienda introducir adornos artesanales de origen regional, como espejos de teca tallados a mano, sábanas y fundas de almohadas teñidas de forma natural y cestas de ratán en dormitorios y baños. Para crear ambientes espaciosos y con el estilo de Raya, evite los muebles que carezcan de utilidad, y, en su lugar, use cojines de suelo para contar con asientos adicionales.

Hacia el azul

Vila Vita Parc Resort & Spa — Porches (Algarve), Portugal

“Cuando hablamos de Portugal, se vienen a la mente algunas cosas: el fado y la guitarra portuguesa, el bacalao y las sardinas, y, por supuesto, azulejolos azulejos,” dice Sonia Gillig, directora ejecutiva de hospitalidad en el Vila Vita Parc Resort & Spa, una escapada al océano Atlántico en Algarve. “Hay hermosas piezas de todos los tamaños y formas distribuidas por todo el país y en nuestro resort”, añade. Mientras que los jardines subtropicales y las vistas de la costa atraen a los viajeros a este pintoresco refugio en la cima del acantilado, que cuenta además con siete restaurantes en las instalaciones y una bodega de vinos en una caverna (las colinas de la región son las responsables de los tintos más famosos a nivel mundial), lo que hace inolvidable a este hotel son sus interiores de diseño artístico. Los ambientes ostentan encantadoras cerámicas, muebles de complejo estilo morisco y, por supuesto, muchos de los emblemáticos azulejos del maravilloso color azul mar. Azulejos, cuyo nombre deriva de la palabra árabe para “piedra pulida”, son baldosas blancas y azules satinadas, que fueron inicialmente utilizadas a finales del siglo XV para aislar y decorar iglesias portuguesas, espacios públicos y casas privadas, y son también una referencia sutil a la arraigada historia marítima de este país. La paleta de colores es el resultado de un intento de recrear la porcelana china.

SUGERENCIA DE DISEÑO: Cubrir cocinas, baños y pisos con azulejos implica un cambio de diseño importante. En su lugar, puede decorar sus interiores con la cerámica portuguesa, y la herencia implícita en ella, en formas más accesibles: por ejemplo, puede servir vino tinto de jarras rústicas de terracota, usar posavasos de travertinos con motivos azulejo, que son perfectos para colocar bajo plantas en macetas, o embellezca un juego de platos monocromáticos con cuencos estampados, salpicados con diseños florales y geométricos del estiloazulejo-.

Luces guía

Britannia Hotel – Trondheim, Noruega

El hotel The Britannia Hotel (cuyo nombre es un homenaje a los huéspedes ingleses que visitaron el hotel por primera vez en el siglo XIX) es una de las grandes damas más distinguidas de Noruega, y en 2019 fue restaurada de la cabeza a los pies. Su interior palaciego de glamour aristocrático: las suites cuentan con candelabros antiguos, empapelado de estilo chinesco, bañeras de bronce y muebles en tonos grises y dorados. Speilsalen, el restaurante principal del hotel, sirve un menú de degustación de ensueño basado en los mariscos en un amplio espacio con reminiscencias de salón de baile. El Britannia Spa, por otro lado, representa una elegancia más sobria, también conocida como “hygge” en el lenguaje local. Este oasis de 1400 metros cuadrados, es el lugar perfecto para relajarse después de un viaje transatlántico, con tres saunas nórdicos, una cabina de rayos infrarrojos y una piscina mineral exclusiva, ubicada bajo una cúpula transparente. El ambiente decididamente acogedor del spa está logrado, en gran medida, gracias a la suave y sutil iluminación, el antídoto perfecto para el infinito invierno escandinavo.

SUGERENCIA DE DISEÑO: El gerente del hotel, Mikael Forselius, recomienda utilizar velas durante todo el año, para reproducir en el hogar la sencillez y calidez características del Britannia Spa. “Aunque una llama real tiene un aspecto encantador, sugiero una opción más segura, que es una vela de imitación en un soporte de vidrio esmerilado u otra linterna decorativa”, añade. Limite la iluminación aérea, opte por lámparas de pie y de mesa siempre que sea posible (el contraste claro y oscuro aumenta la sensación acogedora del ambiente) e instale reguladores para dar a sus habitaciones un aspecto verdaderamente cálido.

Renacimiento metropolitano

The Place Firenze – Florencia, Italia

Esta lujosa casa adosada , es ideal para los viajeros que desean una estadía elegante en el corazón de la histórica ciudad de Florencia, y está situada en una esquina de una de las plazas más atractivas de la ciudad, bautizada con el nombre de la Basílica que allí hay. No hay mejor lugar para presenciar el bullicio de la Piazza Santa Maria Novella que el salón al aire libre del hotel, The Terrace, un espacio con sombrillas donde se sirven capuchinos y aperitivos. Las habitaciones, espaciosas y sofisticadas, están pintadas de verde pistacho, con camas con dosel y vistas al Duomo. Las áreas de descanso, con encantadores rincones de lectura, combinan elementos de distintos siglos, con muebles neoclásicos, una chimenea de la época de Carlos X y lámparas de mediados de siglo. “Nos inspiramos en la magnífica fachada de la iglesia de Santa María Novella”, dice Luigi Fragola, arquitecto del hotel, para explicar el código de colores propio de la propiedad en tonos de pergamino y los altos techos pintados. “El resultado es un armonioso equilibrio entre el patrimonio y la vida contemporánea”.

SUGERENCIA DE DISEÑO: Transforme su propia sala de estar con estilo moderno italiano, comenzando con una paleta de colores neutros y añadiendo toques de atrevidos tonos de brillantes con un mueble o algunos accesorios. Emplee artículos como mesas de comedor y sillas para crear un espacio aventurero y artístico. Y si desea algo audaz, ilumine su espacio con una llamativa lámpara de cristal de Murano. “Para lograr un diseño urbano contemporáneo con elementos históricos, no tema unir lo viejo con lo nuevo”, comparte Fragola.

Estilo de granja

São Lourenço Do Barrocal – Alentejo, Portugal

Rodeadas por los bosques de corcho y olivos del sudeste de Portugal, las habitaciones y cabañas de esta propiedad rural (ha estado en la misma familia durante 200 años) son refugios rústicos pero de gran refinamiento. Algunas de las habitaciones, pintados de tonos de azul cielo y con alfombras a juego, alguna vez fueron graneros y habitaciones de trabajadores agrícolas. Las baldozas rojas del piso y las ventanas con persianas le otorgan un distintivo sabor regional. Aunque abundan los toques modernos, en forma de calefacción por suelo radiante, un spa Susanne Kaufmann y un gimnasio totalmente equipado, la arraigada historia agraria del hotel se percibe en los fascinantes detalles del viejo mundo. Hay una roca de granito que flanquea un rincón de la piscina al aire libre junto al prado, mientras que las herencias familiares se encuentran en todo Alentejo, el restaurante del hotel de la granja a la mesa, que ofrece exquisitos platos caseros, como carrillera de cerdo y ternera local.

SUGERENCIA DE DISEÑO: A falta de artefactos antiguos, como manuscritos, muebles antiguos y curiosidades locales que adornan esta histórica propiedad rural, busque sumar detalles más accesibles en su hogar. “¿Recuerda todas las fotos familiares antiguas apiladas en cajas, probablemente almacenadas en el desván o el garaje? Son la decoración más extraordinaria para cualquier habitación”, afirma Susana Lourenço, directora de marketing del hotel. “Busque en sus álbumes familiares, organice las fotos por tema y empiece a mostrarlas”, añade. “Si realmente quiere que la imagen destaque, entonces elija un marco de madera natural”.

Joyero urbano

The Lowell – New York, EE. UU.

El confort refinado predomina en esta joya de la ciudad de Nueva York, ubicada a lo largo de una calle tranquila en el Upper East Side de Manhattan, con fácil acceso a Central Park. Los estampados ingleses, las telas florales y las porcelanas adornan sus numerosos rincones; y las terrazas cuidadosamente ajardinadas ofrecen extraordinarias vistas de la Gran Manzana. Las habitaciones (diseñadas por un ex diseñador de la Casa Blanca) son espaciosas, para los estándares urbanos, y están equipadas con pisos de roble pulido y chimeneas de leña. Duerma plácidamente con las sábanas Frette de 300 hilos y relájese en los enormes baños de mármol con bañera y ducha independientes. La comida marroquí francesa es la atracción principal en Majorelle, el comedor estilo chauteau del hotel, que cuenta con un pequeño jardín iluminado por un tragaluz, arreglos florales extra grandes y un elegante bar decorado con cuero. Y aunque no hay piscina ni spa en el hotel, el servicio de primera clase y los glamorosos interiores los compensan más que ampliamente.

SUGERENCIA DE DISEÑO: No deje que los espacios pequeños le impidan decorar con elegancia, insiste Dina De Luca Chartouni, propietaria y directora de diseño de The Lowell. En su elegante hotel boutique, el lujo está dado, entre otras cosas, por un suministro constante de flores frescas, sábanas blancas recién cambiadas y una vela aromática exclusiva, elaborada por la casa de fragancias Nest. Eso, sin mencionar que el hotel ostenta muchas piezas de mobiliario lujoso pero funcional. “Incluso si está trabajando con un espacio que puede ser íntimo a escala, seleccione piezas atemporales para anclarlo, como un escritorio antiguo, estanterías integradas o un diván atractivo, y adorne el espacio con piezas minimalistas pero de gran belleza”, dice Chartouni.

Maravilla de mediados de siglo

Square Nine Hotel Belgrade – Serbia

Como el primer hotel de lujo de clase mundial de la capital serbia, este edificio de siete pisos ubicado en el barrio histórico de Belgrado cuenta con una elegante fachada Bauhaus cerca de la fortaleza de la ciudad y el Teatro Nacional, con estética de los años 50. El estilo de mediados de siglo se puede apreciar en los suelos de parqué y paneles de madera de cumarú pulida en cada una de las habitaciones enormes (vale la pena mencionar que las ventanas son insonorizadas, algo muy destacado), que también contienen muebles daneses de estilo moderno y postales de la vieja Belgrado en tonos sepia. Los sofisticados accesorios, como la ropa de cama Pratesi y los artículos de tocador Hermès, elevan su hospedaje, al igual que el servicio de mayordomo y el servicio de empaque y desempaque de equipaje. Pero el ambiente de mediados de siglo es incluso más fácil de percibir en el Lobby Bar, una zona que recuerda a un salón de viajeros del pasado, donde los cócteles son servidos por personal de chaqueta blanca, con sillas de cuero vintage, globos antiguos y alfombras persas.

SUGERENCIA DE DISEÑO: Añada un estilo moderno de mediados de siglo a su salón con una paleta de colores mostaza o mandarina, uso de materiales orgánicos, y objetos de madera (podría agregar un aparador pequeño, por ejemplo) y detalles texturizados, como colgantes de macramé colgando en la pared u otomanas tejidas. Y asegúrese de adoptar colores y estampados llamativos, que destacan mejor contra las paredes blancas, otro sello distintivo del diseño retro.

Felicidad botánica

Lily Of The Valley – La Croix Valmer, Francia

A pesar de su nombre, este encantador refugio de Philippe Starck se encuentra sobre una colina, a solo 15 minutos los atractivos de St Tropez. Las villas en tonos miel, la abundante vegetación y las piscinas frente al Mediterráneo crean un ambiente reminiscente de un impresionante Edén moderno. “No importa dónde esté en el hotel, sus ojos se ven constantemente atraídos por los azules del mar o los verdes de la vegetación”, dice el gerente general Stéphane Personeni. Es una visión inspirada en los Jardines Colgantes de Babilonia, la grandeza californiana y las abadías de la región de la Provenza. Cada una de las habitaciones tiene un ambiente muy anclado en la tierra, con pantallas de mimbre, alfombras de ratán y terrazas privadas. Aunque, a decir verdad, los huéspedes suelen pasar la mayor parte de su tiempo descansando junto a la piscina con una copa de rosé (producido localmente) o realizando tratamientos de desintoxicación en Wellness Village, atendido por un dietista y naturópata, donde el menú de actividades restauradoras contiene de todo, desde yoga acuático y volador hasta retiros para perder peso.

SUGERENCIA DE DISEÑO: Los ventanales son responsables, en gran medida, de la estética de Lily of the Valley, que integra la naturaleza a los ambientes interiores. Durante los veranos, están totalmente abiertos; en invierno, permiten contemplar las enredaderas en el exterior mientras escucha el crepitar de las estufas de leña. Dé a sus interiores una exuberante remodelación de color verde con plantas: guíe una enredadera alrededor de un espejo colgante, decore un carro de bar con plantas en macetas o transforme su baño en un spa tropical seleccionando plantas que prefieran la humedad, como lirios de paz, palmeras majestuosas u orquídeas.

Elegancia provenzal

Maison Albar Hotels – L’imperator – Nimes, Francia

Este impactante hotel de los años 30 que alguna vez fue el refugio favorito de celebridades como Ernest Hemingway y Ava Gardner, se encuentra a solo cinco minutos de las ruinas romanas cercanas, y recientemente recibió una renovación completa. El hotel ahora es un excelente exponente de su gloriosa vida pasada, con toques como ventanas de ojo de buey y un ascensor de hierro forjado estilo jaula en el vestíbulo, una elegante extensión con banquetas de terciopelo y paneles de vidrio de colores en el techo. Las habitaciones son de estilo art decó ligero, con muebles de latón, baños revestidos de mármol y obras de arte inspiradas en los antiguos huéspedes del hotel, como Pablo Picasso. Pero la estrella del hotel es su jardín privado, el más grande de Nimes, coronado por árboles ginkgo centenarios y macetas tradicionales con forma de campana, visibles desde varias habitaciones. El hermoso patio también se encuentra a la vista desde el bar y los restaurantes del hotel, supervisados por el icono de la gastronomía francesa, Pierre Gagnaire.

SUGERENCIA DE DISEÑO: “El Vase d’Anduze, o jarrón de cerámica, establece un vínculo entre los elementos originales del hotel y la arquitectura contemporánea”, dice Marcelo Joulia, el arquitecto de este hotel, al hablar de las urnas que bordean el fotogénico jardín de la propiedad, que originariamente provienen del pueblo de Anduze, en el sur de Francia. Dele a su espacio verde un toque de la Provenza al elegir un rincón sombreado, añadiendo grava pequeña y utilizando macetas y jarras de terracota para las plantas (pero hágalo con moderación para evitar aglomeraciones); cuando las temperaturas caen, se pueden trasladar a un área protegida. Luego, agregue una mesa de picnic sencilla y un banco para dar el toque final, y ya tiene el entorno perfecto para un petit dejeuner.

Medieval moderno

Borgo Santo Pietro – Toscana, Italia

Encontrará esta opulenta villa campestre, que cuenta con una granja de ovejas y su propio viñedo, en una zona tranquila de la Toscana, lejos de las multitudes que visitan Chianti. Los interiores, repletos de muebles curvos, pesadas cortinas de seda y motivos florales y de viñas, son el sueño de un aficionado a las antigüedades, y aquí, hasta los baños cuentan con candelabros. Pero eso no significa que el hotel sea una reliquia: los huéspedes reciben iPads a su llegada, y cada una de las 20 habitaciones está equipada con un sistema de iluminación ambiental de última generación. Explore el terreno en una bicicleta fabricada a medida, con detalles a cargo de un artista de la zona, o embárquese en una expedición para buscar trufas con un experto local. O simplemente relájese en el spa, ubicado en una granja tradicional, donde su viaje de bienestar comienza con una infusión de té recién hecha, con menta recién recogida y tomillo limón del jardín exterior.

SUGERENCIA DE DISEÑO: “Dedique tiempo a sentir y analizar las telas que elija para sus sillas y cortinas”, aconseja Jeanette Thottrup, cofundadora, propietaria y directora creativa de Borgo Santo Pietro, destacando su inclinación por los tejidos de gran riqueza. Haga que las telas tengan una apariencia en capas eligiendo un solo color que utilizará uniformemente en toda la habitación, en las ventanas, alfombras, cojines decorativos y mantas. Incluso si elige una opción estampada, asegúrese de que incorpore un toque del tono que use como base. “Solicite tantas muestras como sea posible, para poder hacer una elección bien pensada”, añade Thottrup.